Margarita II culmina con la colonia danesa unos “maravillosos días” en Argentina

Margarita II culmina con la colonia danesa unos "maravillosos días" en Argentina 

Fotografía cedida por la Agencia Bond que muestra a la reina Margarita II de Dinamarca (c) mientras participa este miércoles en un acto en la localidad bonaerense de Tandil, epicentro de la colectividad danesa en Argentina. EFE/Agencia Bond

Buenos Aires, 20 mar (EFE).- La reina Margarita II de Dinamarca culminó este miércoles “unos días maravillosos en la Argentina” con un acto junto al príncipe heredero Federico en la localidad bonaerense de Tandil, epicentro de la colectividad danesa en el país suramericano.

Durante su paso por esa ciudad, 350 kilómetros al sur de Buenos Aires, la monarca destacó en declaraciones a la prensa local que los tres días que duró la visita de Estado a la nación suramericana tuvo una cálida acogida y remarcó “la hermosa recepción por parte del matrimonio presidencial”, ya que se reunió con Mauricio Macri y su esposa, Juliana Awada.

En Tandil, Margarita II, de 78 años, fue recibida en la base aérea por el alcalde Miguel Lunghi y el vicegobernador de la provincia bonaerense, Daniel Salvador.

Uno de los puntos clave del recorrido fue la visita al Dique y el Lago del Fuerte, donde está el monumento a Juan Fugl, uno de los primeros inmigrantes daneses que llegó a la ciudad a mediados del siglo XIX, elegido intendente en 1873.

Margarita, que no volvía a Argentina desde que en 1966 había realizado un viaje cuando era la princesa heredera, también pasó por el Templo Danés y el Palacio Municipal, donde le esperaba el príncipe, ya que antes él había participado en la inauguración de un parque eólico en la ciudad de Bahía Blanca, 630 kilómetros de distancia de la capital.

El alcalde, según informó la agencia estatal de noticias, Télam, recordó a “los daneses que construyeron unas de las colectividades más emblemáticas de la Argentina”, y que han honrado “la memoria, a partir del sacrificio, el tesón, el desarraigo, el culto a las tradiciones”.

“Ojalá que su visita nos permita abrir otras puertas y ventanas en el intercambio cultural y comercial”, dijo Lunghi a los ilustres visitantes, a quienes entregó de forma simbólica las llaves de la ciudad.

Al acabar el acto, la reina y el príncipe saludaron desde el balcón del ayuntamiento a los vecinos de la comunidad danesa, que portaban banderas del país y lucían atuendos tradicionales.

Durante su estancia en Argentina, la monarca, además de reunirse con Macri, visitó el Congreso de la Nación, la Corte Suprema de Justicia, participó de un seminario para fomentar las relaciones comerciales bilaterales -llegó con varios empresarios de su país-, homenajeó a las víctimas de la última dictadura (1976-1983) y encabezó una cena de gala, entre otras actividades.